viernes, 10 de diciembre de 2010

En algun lugar.......3ª parte



“En algún lugar más allá de las estrellas, en algún lugar entre los mundos hay un ángel que jamás permitiría que te perdieras”.

La vida transcurría pacífica y feliz en Mizar, con todo mundo haciendo su mejor esfuerzo para inspirar a la mente humana con cosas hermosas y todo aquello que es bueno, creativo y puro; pero un día un trueno ensordecedor sacudió el suelo de Mizar, nunca antes algo como eso había sucedido, y las musas, las hadas, los gnomos, elfos, ángeles y todas las criaturas que creemos imaginarias se reunieron en e castillo de Vermalion para descubrir que era lo que habían escuchado.

Y justo frente a sus ojos, parado en una esquina del lugar hallaron a un pequeño mirándolos con gran curiosidad.
- ¡Bienvenido a Mizar! –exclamaron todos–

- ¿Dónde estoy?

- Este es el lugar donde nacen los sueños –dijo la atrapa sueños–

- ¿Estoy durmiendo?

- Así es … y al mismo tiempo no

- No comprendo

- Estás soñando mi pequeño –dijo el hacedor de estrellas– pero no todos pueden soñar el camino hasta aquí … tienes un espíritu muy fuerte … y una mente ávida

- ¿Eres un ángel?

- Si, lo soy, mi nombre es Vermalion … y el tuyo es Orión ¿no es así?

- ¡¿Como lo sabes!?

- Puedo verlo escrito en tus ojos, y has venido hasta aquí buscando respuestas … ¿estoy en lo correcto pequeño Orión?
- … sí …

Vermalion, Illumine y Orión comenzaron a caminar a lo largo de la costa, contemplando las doce bellísimas lunas llenas en el cielo de Mizar, mientras sentían las cálidas olas púrpuras bañando sus pies.

- ¿Qué te ha traído hasta aquí mi pequeño? –preguntó Illumine–

- soy demasiado curioso … al menos eso dice mi mamá … verán, hace un año traté de contar todas las estrellas … porque creí que sería sencillo, pero luego noté que cada día hay más y más estrellas; así que leí muchos libros y supe que hay cientos de millones de ellas … ¡y eso es sólo en nuestra galaxia! ¡Y sólo Dios sabe cuántas galaxias hay por ahí! Pero luego me di cuenta que no sabía de dónde vienen las estrellas … así que busqué y busqué, y leí e investigué, y pregunté … y todos dijeron que las estrellas son rocas hechas de minerales y hielo y otras cosas … pero … eso no tiene mucho sentido para mí … ¿de verdad las estrellas sólo son un montón de rocas encendidas flotando en el espacio exterior?
- Puedo ver que eres muy curioso pequeño Orión … y es una actitud que te llevará a lugares que nunca imaginaste, tu creatividad e imaginación te han traído hasta aquí, y te prometo que obtendrás la respuesta que buscas, pero primero, déjame mostrarte un secreto.

Entonces los dos ángeles comenzaron a mostrarle al niño el mundo de Mizar, y le revelaron las grandes refulgentes montañas rojas de Igne que estaban hechas con los pensamientos de amor de todos aquellos que han partido de nuestro mundo, porque el amor nunca muere, jamás se desvanece, es infinito; el amor continúa creciendo … justo como aquellas montañas que se hacen más altas cada vez que alguien piensa en aquellos a quienes ama.
Entonces los nuevos amigos caminaron hasta el valle de Telesmi, donde habitan todas las criaturas que la mente humana ha imaginado; todas las hadas, unicornios, sirenas y los amigos imaginarios que hemos tenido viven toda clase de aventuras, porque es nuestro valor y nuestra fuerza lo que les ha dado la chispa de la vida.