jueves, 25 de noviembre de 2010

Sahara, la verguenza de España.





En España se ha perdido la vergüenza, durante décadas fuimos dueños de un país que no nos preocupó y que luego abandonamos a quienes vivían allí y dejamos que el país que podía recuperar la libertad quedara bajo el yugo de otro, dejamos que se construyera allí el mayor muro jamas construido por el ser humano, después de la muralla China, mide 60 veces mas de lo que media el muro de Berlin, casi 3000 km. y está ahí para que los habitantes del desierto queden atrapados y no se muevan, dejamos también que cientos de resoluciones de Cortes Internacionales y de la ONU, que reconocían la independencia de este pueblo no se cumplieran.
España, que no los españoles que han sido y siguen siendo extraordinarios y extremadamente solidarios, España ha traicionado al Sahara durante 30 años.
Los mismos que hace tan solo ahora por estos mismos días hace un año viajaban a Berlin para celebrar la victoria que fue para la libertad la caida del muro de Berlin, los mismos que desde sus puestos de poder reclaman una justa libertad e independencia para aquellos que están oprimidos y atrapados y ocupados en otras tierras,  se olvidan que los que no tienen la libertad de la que fue nuestra tierra y ahora apelan a la diplomacia como si la libertad tuviera que negociarse.
Quizás el pueblo del Sahara es culpable porque en sus largas costas reside el mayor tesoro pesquero del Océano atlántico y porque bajo las inmensidades de arena que tan vacias parecen yace la mayor reserva mundial de fosfatos, y  quizás también hay petroleo, gas, y uranio,.
En el Coran y en la Biblia podrian estar, aunque no esten profecias como esta:
Las riquezas naturales serán la maldición de la gente.